BIOGRAFÍA

  Mi nombre es María del Carmen Sánchez-Beato..., pero como es demasiado largo, prefiero darme a conocer como Carmen Sánchez. No sé si nuestro destino está escrito o todo surge por azar, pero lo que tengo claro es que nunca me planteé ser fotógrafa. ¿Queréis saber cómo empecé a hacer fotos?.

  Allá por 2015, la persona que más ha creído en mi talento como artista, me regaló una cámara de fotos réflex. Por aquel tiempo me dedicaba, entre otros menesteres, a pintar zapatillas, cuadros, paredes... La cosa es que, las zapatillas eran verdaderamente hermosas y me daba pena que una vez usadas y desgastadas terminaran en la basura sin que quedara testimonio de su existencia.

  Pero la fotografía no se quedó sólo en las zapatillas, pensar fotos me hacía mucho bien, me relajaba, me motivaba, me mostraba la belleza de la vida. Para mi era una sensación casi comparable al amor pasional, cada fotografía que terminaba me hacía sentir mariposas en el estómago. Tengo que añadir que esta sensación también la experimento cuando termino un cuadro, pero la fotografía además de tener el poder de emocionarme es rápida, y eso es lo que más me enamoró.

  A partir de aquí comencé a formarme para ejercer como fotógrafa profesional, y a día de hoy ésta es mi profesión.

  Realizo todo tipo de fotografías para empresas (comercial, publicitaria, corporativa,...) y particulares (eventos, comuniones, niños, mascotas,...). Si os gusta mi trabajo no dudéis en contactar conmigo por mensaje privado a través de Facebook, Instagram, por correo electrónico o a través de ésta web.

¡Estaré encantada de atenderte y comenzar nuevos retos!

Retrato